Noticias
Buenos resultados de la economía local disparan la venta de aviones privados

Buenos resultados de la economía local disparan la venta de aviones privados


El tráfico de pasajeros aéreos en Colombia se ha disparado en los últimos años, al pasar de 12,1 millones hace una década a 28,6 millones durante 2013. Pero hay un hecho silencioso que ahora se empieza a hacer público, y es el que tiene que ver con el uso de los vuelos privados que han pasado de 193.000 a 309.544 en solo cinco años, es decir, representan 19% del total de las operaciones aéreas, según información de la Aeronáutica Civil.

“Del 2000 para acá, las operaciones de vuelos generales han crecido exponencialmente, es decir, se ha desarrollado muchísimo la aviación privada, esto se debe a que muchas compañías han adquirido aviones privados porque el factor tiempo se volvió crucial a la hora de trasladarse. Con adquisiciones de aviones los ejecutivos se evitan la congestión aérea de los aeropuertos, las escalas en los vuelos y se pueden trasladar fácilmente de una ciudad a otra donde tienen reuniones”, dijo Gustavo Lenis, director de la entidad.

El funcionario explicó que por ejemplo, las empresas del sector petrolero tienen casi por obligación jets privados, dado que operan en zonas donde las aerolíneas comerciales muchas veces no llegan o tienen una frecuencia de un vuelo por semana.

El negocio, antes de lujo, ha registrado un crecimiento de 50% en los últimos años (una variación de 10% al año) gracias al buen momento de la economía y ha pasado de tener entre sus clientes a las grandes empresas como Ecopetrol, Nutresa, Grupo Éxito, Carvajal y Colombina, entre otras, a sumarse los nombres de Pacific Rubiales, Hyndai y Fanalca, las cuales han optado por adquirir sus propios aviones para uso corporativo.

Es decir, tener este tipo de aeronaves ha dejado de ser un tema de exclusividad para convertirse en sinónimo de eficiencia empresarial y ahorro de tiempo. Se calcula que en el país hay alrededor de 80 aviones privados.

Los trámites

Carlos Arias, asesor en importación de aeronaves aseguró que para que los aviones privados entren a Colombia de una forma legal hay que cumplir una serie de requisitos para nacionalizarlos.

“Se debe tener una licencia de importación autorizada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y los impuestos que generan las aeronaves privadas son de 16% del Iva. Después de haberse hecho la nacionalización el importador tiene la obligación de pagar otro 16% equivalente al impuesto de consumo”, explicó Arias.

Luis Guillermo Jaramillo, presidente de la Asociación Colombiana de Aviación Civil General, indicó que en el país son demasiados los trámites que se deben hacer para poner a volar un avión privado. “Uno trae un avión del exterior, y antes de 4 o 5 meses no lo puede poner a volar, por todos los permisos que hay que tramitar, por más que tenga las certificaciones de EE.UU.”, aseguró.

En ello coincide el director de la Aerocivil, tras afirmar que la legislación interna no es la más adecuada. De hecho, confirmó que un avión que llega con matricula del exterior solo puede permanecer un máximo de cinco días en el territorio nacional.

Adicionalmente, Jaramillo se refirió a los altos impuestos que tiene que pagar un avión que se importa a Colombia (32% aproximadamente). “Eso hace aún más costosa la actividad, ya que si usted trae una aeronave de US$1 millón, tendrá que pagar US$300.000 en impuestos”.

Por su parte, la consultora aeronáutica Claudia Velásquez, señaló que la principal dificultad que tiene la aviación privada en el país es la excesiva regulación que enfrenta. “Para que un avión privado pueda volar en el país, se necesita el permiso del aeropuerto, el de la policía antinarcóticos, el plan de vuelo por escrito. Desafortunadamente, con el lamentable antecedente del narcotráfico y la relación que tenía la aviación privada en otra época, acá hay controles muy estrictos en este sentido”, indicó.

Entre las compañías que se han posicionado en Colombia para distribuir aviones privados se encuentran Beechcraft, Jets Bombardier, Jets Gulfstream, entre otras.

Gustavo Nivia, representante de ventas de Aviaservice International en Colombia (empresa que representa a Beechcfraft), aseguró que en el C90gtx, king air 250 y king air 350i, son algunos de los modelos más demandados en el país. “El king air 250, por ejemplo, es un avión al que le caben al menos ocho personas más el piloto. Este cuesta US$6,2 millones y se utiliza bastante para volar dentro del país”, aseguró. Pero al hablar de modelo king air 350i Nivia explicó que es un avión con una capacidad de 10 pasajeros más el piloto. Esta aeronave cuesta US$7,3 millones y es usado mucho para asuntos corporativos.

Nivia, agregó que “para operar un avión en Colombia normalmente existen sitios como aeroclubes o terminales privados que se contratan por mes y que pueden costar entre $3 y $6 millones”. Modelos como Learjet 70, Challenger 350 y Global 5.000 son algunos de los que maneja Bombardier, cuyos precios oscilan entre US$10 y US$70 millones.

Annie Cossette, vocera de esta compañía, explicó que “el Learjet 60 XR aircraft es un avión que vuela a 861 kilómetros por hora y está certificado para volar a 51.000 pies”. Por su parte, Pablo Pries, experto en lujo, aseguró que “el número de empresas de aviones privados ha aumentado en Colombia por el crecimiento económico. Las ciudades a las que llegan los aviones de acuerdo con Velásquez, son Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena y Bucaramanga. No obstante, asegura que en muchas de estas ciudades los aeropuertos están abiertos solo hasta las 12 de la noche por limitaciones del personal y este tipo de transporte privado está restringido para las horas del día.

“Aquí es importante tener en cuenta las necesidades de los empresarios y las distancias que van a recorrer. Pues es clave analizar la autonomía y la capacidad de combustible para poder viajar de un lado a otro. Lo cierto es que este mercado cada día coge mayor fuerza”, explicó Pries.

Colombia, ideal para la aviación

Para Luis Guillermo Jaramillo Mejía, presidente de la Asociación Colombiana de Aviación Civil General, la difícil geografía colombiana hace del país un lugar perfecto para el desarrollo de la aviación. “Con las tres cordilleras que atraviesan a Colombia, el transporte en avión hace ahorrar muchísimo tiempo con respecto a lo que se gasta un traslado por carretera”. Sin embargo, Jaramillo lamentó la fuerte regulación y los rigurosos controles que se ejercen para la aviación privada, y señaló que Colombia necesita una legislación mucho más abierta y más parecida a la de naciones más desarrolladas, para impulsar el crecimiento del sector aeronáutico.

Públicado por: Diario de la República